miércoles, 9 de abril de 2008

en acuarelas



la acuarela precisa de paciencia y de poco arrebato, el papel debe absorber el agua lentamente y solo cuando ha secado relativamente deja ver el tono concreto que se ha fijado, el hecho de que el lápiz de grafito persista en el trabajo ayuda a mantener la rotundidad formal de las composiciones y finalmente acaba disolviéndose y mezclándose con los tonos líquidos por lo que se integra bien..., al constituir una frontera sólida evita el esparcimiento de las manchas de color y garantiza no perder de vista lo que se pretende hacer... los bocetos se originaron a partir de la documentación fotográfica que se puede conseguir al uso, en este caso figuras humanas, y un tema fijo, la sensualidad. Calcando previamente sobre vegetales se consigue reconducir las formas a nuestro estilo, nuestro juego compositivo, y nuestras prioridades.
luisma empapa con una base cromática apagada para poder construir sus formas adecuadamente... el trabajo en horizontal facilita el encharcamiento sin peligro del soporte pero supone una visualización incorrecta de los tonos, por los reflejos de la luz artificial. 

No hay comentarios:

Seguidores