lunes, 21 de abril de 2008

a veces pasa


alguien viene a regalarnos algo con toda espontaneidad, y no podemos negarnos, sobre todo a mario, que ya terminó de trabajar con nosotros pero sigue destilando ideas sobre este espacio experimental que llamamos aula, habrá que estar callados,sobre esa pared que ha visto tanto ahora hemos abierto una puerta a otra dimensión, y no hay mucho miedo, parece, en dejarla entreabiertaitos, a ver lo que nos sorprende...  

Seguidores