jueves, 8 de mayo de 2008

bichos

el gouache que dejamos inacabado ha vuelto ahora para sorprendernos con sus gamas secuenciadas, sus tonos masticados y sus tintas planas; buena técnica para construir modulando volúmenes y separando capas imágenes contundentes... desde originales casuales, fotográficos y periodísticos y usando nuestra imaginación como combustible luisma transforma a estos niños preolímpicos en monstruitos coloridos, que inquietantes esperan su próxima presa.
solo necesita de paciencia ésta técnica generosa, y de buen pulso en las distancias cortas...

No hay comentarios:

Seguidores