martes, 3 de junio de 2008

entintando


para unos alumnos, los de fotografía, acostumbrados a lo preciso, concreto, y tecnológico, esta experiencia empieza a ser primitiva, como la cocina, claro...los acercamientos gráficos en el ámbito de los procesos de grabado son siempre más rudimentarios en tanto y cuanto la destreza se adquiere con la práctica y por ello esto no son más que experimentos bienintencionados, experimentos para la expresión... el tórculo es una máquina brusca y peligrosa que transferirá duramente la imagen desde el aluminio a un papel acobardado por el agua...infunde respeto...las tintas , tan básicas son en realidad sustancias densas que esconden infinitud de maticesy calidades y hay que domesticarlas con ese rodillo casi de juguete...jugar con poco....aprender mucho, viejo teorema

No hay comentarios:

Seguidores